Tratamiento de la cifosis: es cierto que las personas disminuyen a medida que envejecen, ¿ha pensado alguna vez por qué?

Una de las causas de esta disminución de la altura es la cifosis torácica, también conocida como espalda superior redondeada.

What ¿Es cifosis?

La cifosis ocurre cuando hay una curvatura excesiva de la columna, lo que eventualmente causa una apariencia de joroba en la parte superior de la espalda.

Entre el 20 y el 40% de los adultos mayores experimentan cifosis.

El mayor cambio en la curva torácica ocurre en mujeres de entre 50 y 70 años, pero estoy notando que las personas más jóvenes tienen una curvatura torácica excesiva.

Causas y tratamiento

Algunas de las causas generalmente conocidas de cifosis incluyen:

  • cambios degenerativos

  • fracturas por compresión

  • debilidad muscular

  • biomecánica alterada

Las principales causas de la cifosis son una mala postura y patrones de movimiento ineficaces. Esto conduce a desequilibrios musculares que agravan aún más el problema.

Tener una mala postura y alineación esquelética, incluso por períodos cortos de tiempo durante el día, causa cambios negativos en su sistema nervioso central.

La longitud de los músculos en reposo se estropea, algunos músculos permanecen en un estado acortado parcialmente contraído y otros se estiran y debilitan demasiado. Si no se corrige la longitud del músculo, el tejido conectivo alrededor del músculo se endurece y atrapa el músculo permanentemente en su lugar.

Con el tiempo, la flexión hacia adelante puede causar abultamiento y subluxación de las vértebras.

Cuanto más tiempo pasa en una posición flexionada (inclinada), su cabeza comienza a retener una posición hacia adelante. Esto provoca un aumento de estrés y peso en la columna y el cuello.

La cabeza debe estar directamente sobre el cuerpo, creando una línea recta desde los hombros hasta las orejas.

Si practica una postura correcta y realiza ejercicios para fortalecer la espalda y el cuello, puede aligerar la carga. Esto le dará un descanso a su columna vertebral.

¿Por qué es importante el ejercicio?

El ejercicio, combinado con una buena postura y cuidados quiroprácticos, puede ayudar a mejorar la redondez de la espalda superior.

Los investigadores observaron el efecto de los ejercicios de extensión de la columna en la cifosis. Descubrieron que los músculos de la espalda fuertes son más capaces de contrarrestar el tirón hacia adelante de la columna. Eso significa que los ejercicios que fortalecen los músculos extensores pueden disminuir el ángulo de cifosis.

Ejercicios que pueden ayudar:

Recomiendo estos cinco ejercicios para ayudar a prevenir o mejorar una espalda superior redondeada. La consistencia es clave y estos deben repetirse un mínimo de tres a cuatro veces por semana para ver resultados a lo largo del tiempo.

Siempre consulte a un médico antes de comenzar una rutina de ejercicios y asegúrese de escuchar a su cuerpo. Si un ejercicio o un estiramiento aumentan el dolor, deténgase y busque ayuda.

1. Imagen reflejada

Para este ejercicio, simplemente haga el movimiento opuesto a la postura que está tratando de corregir.

  1. Párese erguido, contra una pared si es necesario.

  2. Dobla ligeramente las rodillas

  3. Mueva la barbilla ligeramente y lleve la cabeza hacia atrás directamente sobre los hombros.

  4. Imagina que un pequeño peso de plomo está sujeto a tu coxis, colgando entre tus piernas, lo que te permite sentir la gravedad y dónde está tu centro de masa.

  5. Meta suavemente las caderas hacia adentro para que el coxis apunte hacia abajo.

  6. Sienta como si estuviera llevando los omóplatos hacia atrás y hacia abajo. Mantenga esta posición durante 30 segundos a un minuto. Tómese un descanso si comienza a sentir dolor.

2. Retracción de la cabeza

Este ejercicio se realiza acostado en el suelo y es ideal para los músculos del cuello que a menudo están estirados y débiles.

  1. Tire de la barbilla hacia el suelo, como si estuviera tratando de hacer una papada.

  2. Mantenga durante 15 segundos. Repite de cinco a diez veces.

3. Superman

  1. Tumbado boca abajo, extienda las manos frente a la cabeza.

  2. Manteniendo la cabeza en una posición neutra, mirando hacia el suelo, levante los brazos y las piernas hacia el techo.

  3. Sienta como si estuviera estirando las manos y los pies lejos de su cuerpo. Mantenga durante tres segundos y repita 10 veces.

4. Extensión de vida

El objetivo de este ejercicio es estirar los músculos tensos del pecho y fortalecer los músculos débiles de la espalda.

  1. Empiece a pararse erguido, con las rodillas suaves, el núcleo comprometido, el pecho erguido y los omóplatos hacia atrás y hacia abajo.

  2. Una vez que se encuentre en una postura ideal, levante los brazos a una posición Y con los pulgares apuntando hacia atrás.

  3. En esta posición, respire profundamente dos o tres veces, concentrándose en mantener esta postura al exhalar.

5. Enrollamiento de espuma de la columna torácica

  1. Acuéstese en el suelo con un rodillo de espuma debajo de usted, en la parte media de la espalda.

  2. Ruede suavemente hacia arriba y hacia abajo sobre el rodillo de espuma, masajeando los músculos de la espalda y la columna torácica.

¡La comida para llevar!

Al hacer pequeños cambios para cuidar su postura hoy y prevenir la cifosis, puede cosechar los beneficios para la salud en los próximos años. Por lo tanto, tómese un descanso de su teléfono, practique una buena postura y trabaje para lograr una mejor calidad de vida.