Los beneficios de la fisioterapia para niños con trastorno del espectro autista

En 2016, se estima que 1 de cada 45 niños será diagnosticado con trastorno del espectro autista (TEA). Los niños con TEA pueden experimentar retrasos no solo en las habilidades sociales, sino también en las habilidades básicas para la vida necesarias para participar con éxito en su vida diaria. La intervención temprana ayuda a preparar a estos niños para que se conviertan en adultos exitosos, pero también ayuda a prevenir el dolor de dolencias físicas en el futuro. Aquí es donde entra en juego la fisioterapia.

Áreas Dirección de fisioterapia para niños con trastorno del espectro autista

  • Habilidades motoras gruesas – A veces, los niños con TEA necesitan ayuda para aprender a usar los músculos grandes para sentarse, pararse, caminar, correr, etc.
  • Habilidades de equilibrio / coordinación – El equilibrio y la coordinación involucran al cerebro, los huesos y los músculos en un esfuerzo coordinado para lograr un movimiento suave, lo que puede ser difícil para algunos niños con TEA.
  • Fortalecimiento – Los niños con TEA pueden carecer de tono muscular (hasta un 51% puede tener hipotonía), por lo que es necesario ayudarlos a desarrollar músculos para brindar apoyo y resistencia.
  • Movilidad funcional / planificación motora – Esta pieza del rompecabezas es necesaria para que los niños con TEA se conviertan en adultos exitosos. Es importante mejorar las habilidades necesarias para moverse por el espacio, día a día, para los niños con independencia y eficiencia de TEA.

Cómo la fisioterapia puede ayudar a los niños con trastorno del espectro autista

  1. Rueda de andar: Usado con niños mayores, pararse y caminar sobre la superficie de una cinta de correr con una ligera inclinación para proporcionar cierta resistencia puede ayudar a crear la entrada propioceptiva y vestibular necesaria para los niños con TEA.
  2. Columpios adaptables y trapecios: Más que una simple actividad de juego, columpiarse en un columpio de trapecio es beneficioso para los niños con TEA porque les ayuda a desarrollar la fuerza central necesaria para ayudarlos con la coordinación y el equilibrio al mismo tiempo que aumenta la integración sensorial.
  3. Bicicleta estatica: Otra herramienta útil para los niños mayores, una bicicleta estacionaria ayudará a desarrollar el tono muscular y aumentará la coordinación al realizar grandes movimientos corporales (es decir, pedalear en bicicleta).
  4. Entrenamiento de equilibrio: Los niños diagnosticados con TEA pueden tener problemas de equilibrio y postura. Los ejercicios como caminar sobre una barra de equilibrio, el equilibrio sobre pelotas de terapia pueden ayudar a desarrollar el equilibrio necesario para las actividades diarias.
  5. Programas de terapia en el hogar: Los fisioterapeutas pueden crear y recomendar actividades para que los padres las realicen con sus hijos para aumentar su nivel de habilidad en la coordinación, el equilibrio y la fuerza, al mismo tiempo que resulta divertido para la familia.

Los fisioterapeutas ayudan a los niños con trastorno del espectro autista a ganar confianza en las habilidades que necesitan para participar en sus actividades diarias. Además, la fisioterapia los prepara para tener las herramientas que necesitarán en el futuro para navegar por diferentes entornos y realizar tareas desafiantes en la comunidad como adultos.

Para obtener más información sobre las aplicaciones de las herramientas de terapia física y ocupacional, visítenos en http://www.ProHealthcareProducts.com.